Las familias que me recibieron en Argentina.

Sección dedicada para el homenaje agradecimiento a las familias que nos brindan su ayuda. Habitualmente digo la frase "viajo sin casa pero con un hogar todos los días". Es lo que sucede cuando muchas veces uno para a pedir agua, o descansar en una estación de servicio y empieza a tejerse una gran telaraña de buenos augurios y respaldo que hacen sentir al viajero como si estuviera en casa!!!


Aquí va una una pequeña reseña y agradecimiento a quienes nos abrieron las puertas en Argentina.



Córdoba:

Familia Carranza - Vergara.




La despedida de mi ciudad nos dejó perplejos de emociones y por ello solo pedaleamos 15 km el primer día. La primer familia, fue mi verdadera familia. Mis tíos Olga y Alberto cocinaron una cantidad incontable de choclos, de origen dudoso, y nos agasajaron con una sabrosa Humita familiar. Por momentos daba nostalgia la partida, eramos alrededor de 20 personas y cada uno con su particular sonrisa me hizo ver lo privilegiado que soy de tenerlos cerca. Gracias familia!!!


Marcelo y Daniel. Los primeros anfitriones de esta gran telaraña viajera.


Caía la noche en Morrison y Daniel nos consultó si necesitábamos algo. Sin conocernos nos abrió las puertas de su casa para una ducha caliente, lugar para acampar y compartir una cena contando historias de sus viajes por el viejo continente. La foto no acompaña, pero tampoco quería dejar de contarles acerca de ellos, muchas gracias por abrir la primera puerta y darnos la tranquilidad de saber que era posible, que solo necesitábamos salir para empezar a conocer gente como ustedes, maravillosa claro!


Familia Casagrande. Casa, corazon, y parrilla grande!!!


"...Sí llegas mañana a Marcos Juarez, comemos un asado..." Fue el disparador de Ruben que en una estación de servicio no daba crédito de lo que veía y nos invitó a su casa. Nico, Anita, Liliana y Ruben fueron nuestra gran familia en el Este de Córdoba.


Santa Fe.


Marta y Miguel, los padres de Andrés.


Sentía una especial sensación esa tarde llegando a Cañada de Gomez. Íbamos a la casa de la familia Fluxa. Cuyo hijo está de viaje actualmente en bicicleta, yendo a Alaska. Quería ir y ver como queda la casa de un viajero cuando el mismo sale de viaje. Conocer a Miguel y Marta fue de lo mas intenso e interesante.


Lo del Bachi.



Mi Warmshowers Gustavo esperaba para ayudarme a cruzar el Gran Rosario. Desde su casa en Funes salió a encontrarnos en la ruta. Ver una bicicleta con portaequipajes, claxon y elementos viajeros. Fueron la mejor carta de presentación de Gustavo, un viajero de largo aliento con el que cruzamos una mirada de confidencia y de quien recibí  muchos y reales  consejos. Gracias Bachi y toda la familia!!!

Yanina, la lituana que vive en Rosario.



Cuando a mi compañera Juste le contaron que había una reducida comunidad de Lituanos que vivían en Rosario la cara se le iluminó. Y decidimos ponernos en campaña de conocer a Yanina, la abuela lituana que nos recibió y mimó como a sus nietos. Escuchar en Argentina a dos hermosas mujeres cantar el himno lituano y canciones típicas de aquel país fue maravilloso. Con Gabriel y Emiliano solo mirábamos y sonreíamos.

Entre Ríos.

Nancy y Horacio, los campesinos.


Tocamos las manos para pedir un lugar donde dormir. Estábamos exhaustos de pedalear casi 100 km por las onduladas rutas entrerrianas. Probamos suerte y nos ganamos la lotería. Horacio es un tipo de campo, no le vengan con cuentos. Es una gran persona pero minuciosamente elije a quien brindar su ayuda. Que lo habrá movilizado a recibirnos? Mas tarde nos enteraríamos de lo selectivo que es para ser anfitrión. Y ahí estábamos con Juste. Mate en mano ordeñando una vaca, dándonos una ducha de agua caliente y comiendo comida casera y de campo. El vínculo fue tan intenso que a los 4 nos costaba despedirnos al otro día. La bici salió cargada de nuevos aprendizajes acerca de como se puede vivir sin un drugstore cerca. Eternamente gracias a Nancy y Horacio!!!


El Silvio Muchut, otro mas del clan de viajeros.




Mi amigo Jamerboi  me recomendó:  "En San José, Entre Ríos pásate por lo de Silvio". Moción aprobada por el Carlos Carvajal. Suficiente para saber que llegaba a una casa viajera. Silvio es otro integrante mas de este círculo de viajeros que se fue gestando durante los años que llevo en la actividad.
 Llegar a estos lugares es saber que podrás hablar de pasos épicos como el Abra El Acay, que vamos a debatir sobre la utilidad del carro o las alforjas para viajar. Vamos a hilar fino en muchos temas referidos a viajar en la cleta, eso es grandioso. Y Silvió también lo es. Hemos compartido excelentes días. Me voy de aquí dejando a mi casa,   mi mascota y un gran amigo, pero no dudo que las rutas nos van a volver a encontrar. Gracias por tanto rocantiplan!!!


Y así nunca faltó donde bañarse y poder conciliar el sueño, algunas noches dormimos en policías y paradores, otras en algún sitio público con mil estrellas de techo...





No hay comentarios.:

Publicar un comentario