Surfeando en el Océano Atlántico, o al menos, intentándolo!!!

"...Amanece ventoso, el día esta frío, nada para hacer en el mar... Eso hubiera pensado y afirmado una y otra vez hace días atras..." 

Estoy en La Paloma, Departamento de Rocha, en la República Oriental Del Uruguay y desde que cerré la puerta de mi casa y salí pasaron ya 52 días y mas de 1500 km. Esos datos ademas de ser estadísticos empiezan a mostrar en mi realidad cambios en varios aspectos. Durante muchos kilómetros el mar ha sido mi horizonte, mi compañero, y paisaje y ha despojado del panorama a las pampas que habité durante toda mi vida. y para serles sincero, quiero contarles que ha sido muy agradable.

Eramos seis en la camioneta, una tabla y muchos metros de macráme. Mientras mi "instructor" Nacho hacia lo que podía conmigo en el agua, otros aprovechaban de aprender artesanías, jugar con los perros o simplemente caminar por la costa. Lo  mejor de esta época del año y para compensar la falta del calor es que no queda rastro alguno de los turistas que avasallan las costas de esta parte de Uruguay. Somos privilegiados de poder estar aquí y disfrutar de todo tranquilamente.

En lo que respecta al surf les cuento que he tragado agua, mucha.  Lo admito y tambien  acepto  las risas que pueden estar dibujandose en este momento al que lea. He tragado quizas mas agua  de lo que escupí y por semanas no voy a necesitar sal en mi cuerpo. Siento el riesgo de la hipertension en mis venas. El agua salada es fea. Pero con un poco de movimiento y viento sucede que el agua viene con forma de olas. Entonces se genera un combo magnifico:  La destreza de la persona y la tabla junto a la grandeza del mar.


No podía mas de las ganas, insistí y le pedí al destino que me enseñara a meterme al mar con la tabla. El resultado no fue magnifico, fui el juguete del mar hasta que los brazos dijeron basta, pero de igual manera dí mi mejor batalla y sobre todo me sentí realizado totalmente de poder aprender un poquito mas de todo lo que se puede disfrutar un día de naturaleza y amigos.

Les comparto unas fotos:


Recibiendo las primeras  indicaciones de mi amigo, no quiero frustrarlo como profesor. Voy a mejorar, lo prometo!


Alistando el equipo. 


 Nacho fue mi instructor, y tutor en el agua. Gracias por permitirme esta experiencia!!!


Saliendo del agua luego del apabullante triunfo del mar sobre este nuevo surfista.


 -  A pesar de lo nublado y frío lo hemos pasado maravilloso!! 
 - No quiero abusar de la suerte, pero deseo muchas tardes mas intentando pararme sobre alguna ola.
 - Gracias por llegar leyendo hasta el final, gracias por ser parte de este Sueño Americano.

DIA 2:

Al día siguiente fuimos con más tablas y más amigos, no es por despreciar el trabajo de Nacho, también fuimos con una instructora real que ha trabajado de eso. Una clase teorica-práctica en medio  de las olas me hicieron avanzar en el aprendizaje. Dos horas dentro del agua, falta mucho, pero estamos en camino, antes de despedirme del mar, intentaré pararme sobre alguna ola!!

Gracias al grupo hermoso del Hostel Cribe por todo lo que compartimos en esta maravillosa semana en La Paloma.

Los pedales rumbo a Brasil a vivir la Copa Del Mundo de Futbol. Gracias por despedirme de esta increíble  manera Uruguay!


Como no pudo faltar, sacamos fotografías y aquí se las comparto:

 El viento los cría y Couchsurfing los amontona.


 Sahiana en plena actividad.


 Lucía entre clase y clase siempre se hacia tiempo para andar parada sobre las olas.


 Compartiendo en equipo.


 El aprendizaje: poder hacer que la ola te lleve, acostado, pero que te lleve!

Nuestra anfitriona en La Paloma.


 Mujeres sonrientes y viajeras.

Nuevamente en equipo dentro del Atlántico.

3 comentarios:

  1. primoooooooo que bueno verte viviendo tu sueño ... y disfrutando que lo compartas con nosotros ..

    ResponderEliminar
  2. Bien ahi, pude ser testigo de como el bicicletomano le ponia ganas a lo del surf.
    espero encontrarte otra vez en tu viaje Nico!!

    ResponderEliminar