BRASIL: Recorriendo la Serra Do Mar - Trepando la cuesta de Maresias.

Venía de recibir una de cal y una de arena. De ser intentado robar esa mañana que estaba cerca de Itanhaem y de recibir el afecto y cariño de todos los integrantes de la escuela de equitación de Bertioga, estado de Sao Paulo. 

La mañana comenzó con un verde sin igual a mis izquierda y por la derecha la infinidad del mar hacia que rodar escuchándolo fuera un verdadero placer, una combinación de la naturaleza increíble y maravillosa. Elegir carreteras alternativas en épocas de baja temporada tiene ese beneficio que se llama paz, por lo que los km. pedaleados de manera extra para evitar seguir recorriendo la bulliciosa BR 116 eran mas que justificados. 

El sándwich y la fruta del almuerzo fueron historias en cuestión de pocos minutos y me dispuse a pedalear por los distintos balnearios del municipio de Sao Sebastiao. En los litorales brasileños las ciudades llegan a medir 30 o 50 km de largo, por lo que se puede creer que uno se ubica en alguna ciudad, pero quizás llegar al centro de la misma te lleve medio día.
Mientras uno va recorriendo sus "barrios" que son mini pueblos o balnearios con distintas playas, todas con el mismo factor común: Un mar cada vez mas verde y una vegetación tupida al máximo. 

Desde Boiçucanga hasta Maresias son solo 7 km, lo que al ritmo de ese día no debería haberme llevado más que 30 minutos se convirtió en una odisea y terrible acto de superación personal. Los 30 minutos fueron mas de dos horas en los que entregué todas mis energías y lo aprendido hasta el momento: perseverar, respirar, avanzar lentamente y creer profundamente que vamos a poder lograrlo. 


Para hacerlo más divertido ideé en mi mente esta entrada en el blog y me dispuse a grabar algunos vídeos que aquí les comparto:




No hay comentarios.:

Publicar un comentario