AUTOSTOP IMPROVISADO: Viajando a dedo desde RIO TERCERO hasta SANTIAGO DE CHILE!!! PARTE 1/2


Jueves 25 de Diciembre de 2014. 16 hs. Río Tercero, Córdoba. Argentina.

La borrosa visión acompaña los estruendos en la cabeza, la noche ha causado estragos sobre el cuerpo. Pensamientos y recuerdos difuminados  por el alcohol. El calor es extremo, el cemento de las paredes larga como llamaradas contra mi persona.


Abro los ojos lentamente, vuelvo en sí. Y de repente, un pensamiento, claro y cada vez mas profundo:  Quiero viajar…inmediatamente sucede la respuesta clásica. NO puedo, acto seguido me retruco en mi interior, y pienso porque no puedo? La mente queda en blanco..silencio interior, total y absoluto. No hay respuesta, no hay nada que lo impida...

Empiezo a pensar destinos, propongo cuatro de ellos. Me llaman la atención todos por igual. Bariloche y sus lagos, sus bosques son maravillosos. Salta y su casco histórico, sus valles y el salto en Bunje Jumpee también suenan tentadores. Montevideo  y su rambla, su gente y su parque Rodó también hacen la cosa mas interesantes. Y al final Santiago, con el cruce de la cordillera, la vorágine de la capital, el Cachai y el Po Chileno.  
En la mente la moneda empezó a girar, la suerte esta echada, no hay vuelta atrás. Tengo destino y no tengo nada que me impida viajar. Empiezo a dormir nuevamente, la idea pierde fuerzas, la resaca de una noche furiosa toma posesión del momento…

Dos horas después ya es tarde para echarse atrás.  La conciencia recobra lucidez y  encamino en mi mente los pasos a seguir: 

- Oye, tú, Sofía. ¿Aún estas en Santiago???
- Sí todavía sigo aca.
- ¿Me das Couchsurfing?
- Claro que sí pero se que no vendrías.
- Salgo mañana, el sábado llego. Avisa a tus amigos para festejar!!!

Y así fue que comenzaron esos días maravillosos. En esta historia   también salí de improvisto y todo salio maravilloso. Tenia la corazonada de que volvería a suceder esa magia que aparece cuando viajamos. Y salí al día siguiente pulgar arriba desde mi ciudad Río Tercero hasta Santiago De Chile.

La tentativa del viaje era así:



- 6:30 a.m.  salgo en auto desde la casa de un familiar. Próxima parada Río Cuarto. Desde ahí la me entregaria a la incertidumbre. Fue una sucesión maravillosa de gente que se sumo para que el plan (un plan sin estrategias ni técnicas) fuera un éxito.


Empalme ruta A005 y Ruta 8: Pulgar arriba, menos de dos minutos para un auto.  Vamos al siguiente pueblo, 15 km nada mas. Pero antes que nada es mucho!!! Me despido y auguriando una buena racha sigo en búsqueda …

Rotonda desvío hacia la Pampa y Patagonia o sentido oeste Mendoza – Chile. Debo admitir que la Patagonia llamó unas veces, pero tuve que hacer caso omiso. Esta búsqueda fue mas lenta, probé varias posiciones en la rotonda  hasta que ¡pum!  50 km con un fabricante de muebles de marmol. En esta hermosa camioneta!!!



- Estación YPF de Sampacho; Consigo una lapicera y el clásico cartón de la basura. Esta parte siempre me gustó de hacer autostop. La de hacer el cartelito que indique mi destino. 

Para no ser avariento, despues de escribir Chile, agrego algo mas cercano, como pienso usar el cartel todo el viaje, se me ocurre la célebre frase “siguiente pueblo”. Todavía no alcanzaba a terminar el letrero y ¡pum! Renault 9 blanco, 30 km más. En la estación de servicio, a pechar el auto que no arrancaba. Arrancó y llegamos a destino!!!



12: 15 hs. El viento sopla intensamente y el sol quema. Estoy en Chajan, último caserío de la provincia de Córdoba. La desolación del pueblo es absoluta. La velocidad minima de los vehículos al pasar por ahí es de 80 km por hora. No hay lomo de burro, semáforo o algo que los detenga.
Llevo mas de 15 minutos transpirando por el sol, sosteniendo el cartel para que el viento no lo lleve. Pierdo algo de paciencia, el plan comenzaba a fracasar acaso? La suerte  habia sido efímera y a partir de ahora tendría que cargarme de perseverancia? Mientras las preguntas surgen los camiones tiran aire caliente hacia mi, y el viento sopla, y el hambre llama en ruidos en la panza,  la sed surge y la botella está vacía, y me resguardo en el muletillo del viajero “todo pasa por algo”…

Empieza a disminuir sus 120 km/h y toma dirección hacia mí. 
Angel ha mochileado, ni lo piensa, es gente del palo y sabe lo que es. Frena sin dudas, ni preguntar nada: subite y ponete el cinturon. Despúes el donde vas y preguntas de rigor.  Siento alegria interminable. Temí quedar varado en ese pueblito… Y sigo rumbo!!!

- Puesto de Policía, paraje Viscacheras Provincia de San Luis: técnicamente en los manuales del autostop este es un punto maravilloso para que alguien te lleve. 
La negativa del Fiat 619 rojo no me modifica mi sonrisa. El segundo camión se detiene.  Hacia adonde va pregunta el fiscalizador? Mendoza dijo? No lo llevaría a este joven?  Y dale, subí.
Entre la mochila, el calor, el hambre y la adrenalina, casi que no puedo subir a un camion tan alto.

Y vos de donde sos me dice Marcelo, el chofer. De Río Tercero. Mira vos, yo de Almafuerte. Somos vecinos, él vive en la siguiente ciudad.  A partir de ahí ya no era un presagio, ni ganas el viaje era una realidad, ya estaría mas cerca del objetivo que d e mi casa!!!

Estación YPF Eloy Guerrero km antes de Mendoza capital. Autopista 7. Me despido de un amigo, a esta altura ya ese era el vínculo con el camionero. Camino 20 metros y veo una patente brasilera.
- E voce, pode me dar uma carona para  Chile?
EL camionero no entiende.
- Repito y no entiende.
Y larga un “adonde querí ir “? Es Chileno  y es el conductor del camión de al lado.
Ok subí hasta Uspallata. Voy subiendo y dice: ah, sos argentino? Llena el termo primero así tomamos mates.
Uspallata era un buen punto para pasar la noche. Mañana veremos.
Resulta que el tramite aduanero se hace a esa altura para los camiones. El hombre no queria involucrarse ni tener responsabilidad por cruzar de país conmigo.
Peaje antes de ingresar al tunel internacional Cristo Redentor.
Dos horas después sellan su pasaporte y el mío en aduana.  Cuesta tras cuesta, pasamos frente al Majestuoso cerro ACONCAGUA, y entramos a Las Cuevas. El rasgado pavimento del túnel Cristo Redentor pasa a ser una carpeta perfecta, y percibo el aire chileno. Estamos en casa dice el camionero!!!

 Estoy feliz, pleno, me siento realizado. Pienso que todo esto no hubiera sido posible si me quedaba con el no puedo, o con el “estás loco”, que todos me dijeron…


Aduana de Chile, pueblo de Los Andes. 23 hs. “comete un completo italiano” es un clásico de acá.
No es mas que un pancho con queso y palta que después de tanto mate y sin comer todo el día, es delicioso. 
24 hs. Apoyo mi cabeza en el asiento del acompañante, por dormir una noche en un camión no pasa nada. Por la mañana hacemos el tramite de importación de su carga. Y salimos… doble via, smog en el ambiente. Sí, estoy en Santiago de Chile.

Estación de Metro Vespuccio Norte: - Sofi, con que linea combino para llegar a tu casa???
20 minutos mas tarde salgo de la estación  Rodrigo de Araya, entre las comunas de Ñunoa y Macul.

Mi amiga no da crédito de lo que ve, yo menos aún . El último abrazon fue en Porto Alegre, Rio Grande Do Sul, Brasil. Matamos esa “saudade” con otro de los mismos..

Y pierdo entre las calles de Santiago… cuando pa´Chile voy ♪♫










1 comentario:

  1. BUENA TUYA!!!! Felicidades amigo! Un gusto haberte conocido, espero que sigas con tu espiritu aventurero y conozcas el mundo! Abrazo Nico!

    ResponderEliminar